EL BANQUETE DE TONATIUH

                                                POEMA LÍRICO

 

 

POR

 ALAIN SAINT-SAËNS 

 (Universidad del Norte, Paraguay) 

Miembro Correspondiente de la Academia de Letras 

Bahia, Brasil

 

 

  Cover Art:
 ANA MARÍA CALATAYUD
 (Guadalajara, México) 

 EDICIONES DE LA NOCHE (MÉXICO)/
PRENSAS UNIVERSITARIAS DE AMÉRICA LATINA
 ISBN:
978-1-937030-65-0

LANZAMIENTO DEL LIBRO DE ALAIN SAINT-SAËNS EN LA EMBAJADA MEXICANA EN EL PARAGUAY,

 EL 21 DE NOVIEMBRE DE 2016
(Fotos Estudio Kovács, Asunción, Paraguay)
 

El Embajador de México Fernando Eutimio Ortega Bernés laudando la tapa del libro
de Alain Saint-Saëns imaginada por la artista mexicana Ana Calatayud.
Estela Franco, Lita Pérez Cáceres hablando, el Embajador Fernando Eutimio Ortega Bernés,
Alain Saint-Saëns y Leni Pane.
La Señora de Ortega, el Embajador del Reino Unido Jeremy Hobbs y su esposa mexicana Erendira,
y el Embajador de Ecuador José Enrique Núñez Tamayo aplaudiendo el discurso de Alain Saint-Saëns.
El Embajador de México Fernando Eutimio Ortega Bernés hablando del libro de Alain Saint-Saëns
y la acción del Presidente mexicano Enrique Peña Nieto a favor de la sociedad mexicana.
Alain Saint-Saëns dedicando su libro a estudiantes de la Universidad del Norte. Alain Saint-Saëns y Emi Kasamatsu, de la Academia de la Historia del Paraguay.
 
Alain Saint-Saëns con Leni Pane y Francisco Pérez Maricevich
de la Academia Paraguaya de la Lengua Española.
El Embajador Fernando Eutimio Ortega Bernés muy emocionado
por su lectura del poema lírico de Alain Saint-Saëns.
 Alain Saint-Saëns y el Dr. José Enrique Núñez Tamayo,
 Embajador de Ecuador en Paraguay.
Alain Saint-Saëns y el Dr. Alexander Tah-Ray Yui,
Embajador de Taiwán en Paraguay.
Alain Saint-Saëns con la pianista Alicia Visconte, el barítono Juan Ángel Monzón
 y la soprano Lorena Gómez, artistas líricos de la Ópera de la Universidad del Norte.
Alain Saint-Saëns, Lourdes Ríos González, Zinedine, el Embajador Fernando Eutimio Ortega Bernés
 y su esposa, el Agregado Económico y la Agregada Cultural de la Embajada de México.

 

El destino de Julio César Mondragón, parangón y epitome al mismo tiempo de los asesinados de Guerrero, es más que mexicano, es lo de tantos hijos de América Latina víctimas de la barbarie más abyecta. Simbólicamente Julio César es el Anacleto del Cristo de Espaldas del colombiano Eduardo Caballero Calderón. Aún más es el valiente político colombiano Armando Maestre pavajeau, padre de mi noble amiga Embajadora Adela María Maestre Cuello, asesinado por la guerrilla en octubre de 1995. Julio César es también Stuart Ángel Jones, estudiante torturado y asesinado por la dictadura militar brasileña en 1971, cuyo martirio, boca pegada al escape de una jip militar, canta Chico Buarque en la canción Cálice escrita con Gilberto Gil:

‘Quiero aspirar fumata de diesel,
           Y embriagarme hasta que alguien me olvide’.

Es aún el cantautor chileno Víctor Jara, mutilado y masacrado en el antiguo Estadio Chile que lleva hoy su nombre, a quien el poeta paraguayo Juan Manuel Marcos rindió homenaje en sus ‘Cinco elegías a Víctor Jara’, que son, como lo escribí en mi ensayo, Paladín de la libertad, ‘los cinco dedos de la mano izquierda de Víctor Jara que el verdugo cortó’. Más cerca de nosotros en Paraguay, el desenlace funeste de Julio César Mondragón y sus compañeros normalistas me recuerda lo del padre de Romeo Ríos, en mi obra de teatro, Romeo y Julieta en el Marzo Paraguayo, militante liberal bajo la dictadura de Alfredo Stroessner arrestado y desaparecido, probablemente echado de un avión en vuelo o enterrado vivo como tantos en aquel entonces. 

Ojalá pudiéramos saber un día lo que ocurrió realmente y los desaparecidos pudieran recibir un verdadero último adiós de sus padres y su Patria, ‘esperando’ con el poeta paraguayo Francisco Pérez Maricevich, en su largo poema, Memorial de agravios,

‘[---] que del polvo vuelva el pendón libertario,
        Cuando el sol alumbre un tiempo mucho más hospitalario,
        Con la libertad del hombre que renace del osario’.  

Que pronuncien entonces los versos de la poeta paraguaya Renée Ferrer que denuncia la ignominia en su poema, ‘Muerte’:

‘Recuérdame que existo y siempre existiré,
Más allá del rostro de la degradación o del coraje’.

Mientras tanto formulo votos que mi poemario lírico se convierta para todo el pueblo mexicano en una certeza absoluta, que

no han muerto sus hijos queridos, pues, ya están sentados en el Banquete de Tonatiuh.

 

Alain Saint-Saëns

 
A Julio César Mondragón
Y sus compañeros normalistas asesinados.

‘Le quitaron los ojos
Pero seguía mirando las estrellas’.
 Juan Manuel Marcos,
 ‘Elegía a Víctor Jara’, Poemas y Canciones,
(ServiLibro: Asunción, 2013), p. 109.

 


¡La Catrina, Calavera Garbancera!

Le depilaron haciéndole la cera,

Labios, frente, nariz y cada mejilla,

Alegremente cortaron con cuchilla,

Contentos, el resultado le mostraron,

Lloró, rabiosos, los ojos le quitaron.

 


A Carlos Pujalte Piñeiro,

 
mi amigo ex Embajador de Méjico en Paraguay,

 
digno representante de su noble país,


con mi más profundo agradecimiento por su ayuda.

 

    ALAIN SAINT-SAËNS   Y   CARLOS PUJALTE PIÑEIRO

 

 

¡O México! ¡Despierta de tus sonrojos!

Julio César ¿Qué gato tragó sus ojos?

¡O México! ¿Oyes el profundo llanto?

¡Mira este humo! ¿Por qué huele tanto?

¡O México! Por Dios ¿Adónde te fuiste?

Cuando les mataron ¿Dónde escondiste?

 

Y vosotros, mis hermanos mexicanos,

De vuestros primos para siempre huérfanos,

Carlos, Vladi, Emmanuel y Rosana,

¡Unid y construid sociedad más sana!

¿Cómo pudisteis permitir tal horror?

¡O México! ¿Qué has hecho de tu honor?

 


El Banquete de Tonatiuh de Alain Saint-Saëns es u​n bello poema de solidaridad espontánea, que como otras expresiones alrededor del mundo, levanta su pluma contra la espada, para protestar por esta tragedia atroz, a través de las letras, a la manera de un corrido revolucionario’.

José Agustín
Escritor y dramaturgo mexicano,
Cuautla, Morelos, México


El Banquete de Tonatiuh me emociónó, me estremeció. ¿Que habían hecho esos normalistas? Nada más que querer vivir mejor. Cuando Alain Saint-Saëns describe la marcha de todos, tan ilusionados, tan alegres, como deben estar siempre los jóvenes, pensé en los nuestros, los que enseñamos todos los días, y los imaginé muertos como flores segadas...fue muy fuerte. Esto, más que un poemario es un alegato, muy duro sobre el derecho a matar que se abrogan los asesinos. Me gustó mucho’.

 Lita Pérez Cáceres
Periodista, docente y cuentista paraguaya,
Asunción, Paraguay

 

‘Leí  o mejor el maravilloso libro de Alain Saint-Saëns, El Banquete de Tonatiuh, se dejó leer y me llevó al terreno épico de la gloria. Desde la dedicatoria a Julio César Mondragón y las citas de William Shakespeare, pasando por el Prólogo de Claudia Molinari hasta el excelso final de ‘¡La entrada en su casa celebrarán! / ¡Tablas y tambores su gloria cantarán!’, todo está tan exquisitamente ligado que  el poema se convierte en una obra artesanal de arte. La tapa del libro es impresionante en su colorido y su simbología. Los ojos del ave nos recordarán durante la lectura los ojos de Mondragón que son arrancados como los de Víctor Jara en el poema de Juan Manuel Marcos.  ¡¡Y los guerreros escoltando el viaje al más allá!!’

Leni Pane
Antropóloga paraguaya,
Academia de la Lengua Española,
Asunción, Paraguay

 


¿Dónde estamos y por qué

 permitimos que transcurra la ignominia?
 

          Conocí a Alain Saint-Saëns en Francia durante el otoño de 2012. Ambos estábamos en la ciudad de Rennes como profesores invitados en la Universidad. Más que asuntos académicos, nuestras conversaciones giraron en torno a la literatura. Intercambiamos algunos manuscritos, comentamos sobre lo necesario que resulta la poesía para sobrevivir a nuestro mundo y compartimos saludos pasajeros. Un día Alain regresó a su otro país Paraguay y no supe mucho más de él.

Ahora vuelvo a leerlo con este conmovedor poema lírico que dedica a los estudiantes mexicanos de la Normal Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero. Particularmente al joven Julio César Mondragón, asesinado la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, mientras intentaba, junto con sus compañeros, protegerse de las balas que les dirigía la policía. Esa noche trágica, 43 estudiantes desaparecieron de la faz de la tierra, hasta hoy nadie ha podido dar con su paradero y las versiones oficiales no son convincentes. ¿Dónde están y por qué no regresan a casa? Acá seguimos esperando a los muchachos. Sus padres aseguran que están vivos y no cesan de buscarlos.

Hoy, en el mundo entero, Ayotzinapa es un símbolo de rebelión al dolor que nos provoca la guerra; Ayotzinapa es un marcador de tiempo en la historia de México, es una palabra que grita cuestionamientos al orden establecido. En un plano mítico, Ayotzinapa es como Jesucristo: un sacrificado, un muerto que hace un antes y un después en nuestro relato vital, un resucitado que nombra una nueva era al vomitarla.

Como los dioses más antiguos de Mesoamérica que vomitaban a los elegidos después de haberlos engullido por sus fauces de jaguar, para hacerlos renacer más capaces y valientes, así son estos estudiantes, incipientes profesores del porvenir, que nos ofrecen con su acción limpia y valerosa, la lección más dolorosa en décadas para los mexicanos.

Los versos que recordaba haber leído de Alain tenían esa misma sensibilidad al dolor humano, esa necesidad de literaturizar la cruel realidad para entenderla, soportarla y apropiarla. Como este poema que hoy publica el maestro Saint-Saëns, que nos deja ver cómo miran otros ojos latinoamericanos la realidad al norte del continente, poema que late con nuestro latido y se cuestiona y nos cuestiona ¿Qué pasa? ¿Dónde estamos y por qué permitimos que transcurra la ignominia?

Claudia Molinari

Antropóloga mexicana,
Universidad Autónoma
de Chiapas, México

 

            

El BANQUETE DE TONATIUH DE ALAIN SAINT-SAËNS:

ODA A LA MITAD PERDIDA.

 

En su clásico diálogo, El Banquete  (380 A.C.), Platón esboza su teoría del amor.  En las palabras de su personaje Aristófanes, define el amor como el deseo que tenemos de encontrar la mitad que nos falta. ¿Qué mitad desea encontrar el poeta Alain Saint-Saëns en este Banquete de Tonatiuh?                                                                           
     La destacada antropóloga chiapaneca Claudia Molinari expresa: ‘En este conmovedor poema lírico que Alain Saint-Saëns dedica a los estudiantes mexicanos de la Normal Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero (…) el joven Julio César Mondragón, asesinado la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala (…) intentaba, junto con sus compañeros, protegerse de las balas que les dirigía la policía. Esa noche trágica, 43 estudiantes desaparecieron de la faz de la tierra, hasta hoy nadie ha podido dar con su paradero y las versiones oficiales no son convincentes. ¿Dónde están y por qué no regresan a casa? Acá seguimos esperando a los muchachos. Sus padres aseguran que están vivos y no cesan de buscarlos’. En efecto, los padres de los desaparecidos, el pueblo de México, todos los pueblos del mundo esperan a estos muchachos porque son el símbolo de su otra mitad.
                                                                                                                                                    
     Alain Saint-Saëns ha publicado un conjunto representativo de su corpus literario dentro del género de la poesía: Cantos Paraguayos.  Poemas de libertad (2009); France, terre lointaine. Poèmes de l’errance (2011); Curuguaty. Poemario Lírico (2012); Infancias bajo los lapachos (2014); y Un coin de France (2016). Sin embargo, sus obras dramáticas y narrativas también están impregnadas de un inconfundible hálito poético: sus obras teatrales en inglés, Ordeal at the Superdome. Escaping Katrina’s Wrath (2010) y The Jump (2015); otra posterior, en castellano, Pecados de mi pueblo (2013); y las más recientes, Romeo y Julieta en el Marzo Paraguayo, y Soledad. Vida y muerte de una poeta, ambas lanzadas en 2016.  Lo mismo puede decirse de sus novelas, Hijos de la Patria, Acosta Ñu, 16 agosto 1869 (2015) y Dos viudas y un huracán (2016).                          
      Los cuarenta y tres normalistas desaparecidos son objeto de la solidaridad y la indignación del poeta. Saint-Saëns los describe como  ‘jóvenes pobres idealistas, / hombres y educadores progresistas’, quienes soñaban con la igualdad y la libertad y luchaban por ellas. ‘Soñaban con una patria más pura, / libre de corrupciones’ exclama la voz airada y dolida del poeta.  Sin saber que marchaban hacia su trágico destino, los normalistas ‘cantaban, se reían, llenos de vida’.
                                                                                                                               
 
    El poeta acusa al alcalde de Iguala y su mujer de ejercer el terror en su comunidad, como recurso intimidatorio para apuntalar el narcotráfico y la corrupción generalizada.  Los mafiosos resuelven escarmentar a esos ‘campesinos de mierda’. Atacan al autobús de los jóvenes, los torturan y matan.  A Julio César, su líder, le arrancan los ojos.  Borrachos, ametrallan a los niños, y los arrojan a un basurero.  ‘De los restos ni siquiera sepultura’. El poeta clama a sus ‘hermanos mexicanos’ que se unan y construyan una sociedad más sana.               
     El poema concluye, en el final del relato apocalíptico de la matanza, con símbolos triunfales de la ancestral cultura de México.  Los asesinos están condenados a no ‘entrar jamás en el Mictlán’ (‘lugar de muertos’ en náhuatl).  En su etapa final, el Mictlán permite la paz y el reposo de los muertos.  Pero el espíritu de los asesinos vagará eternamente sin encontrar descanso en las tinieblas. En cambio, Julio César y los normalistas, todos los jóvenes idealistas, serán bendecidos con su ingreso al Tonatiuhichan (‘casa del sol’ en náhuatl), el paraíso reservado a los guerreros.  El poeta declara que los luchadores por la cultura son verdaderamente unos guerreros de la luz.  El sol, Tonatiuh, bajará a la tierra, y los alumbrará.
                                                                         
         En mi poema dedicado a Víctor Jara, ‘Elegía’, que Alain Saint-Saëns cita honrosamente como epígrafe de su obra, se recuerda al gran cantor heroico chileno, asesinado en el Estadio Nacional en los comienzos de la dictadura militar: ‘le quitaron los ojos, / pero seguía mirando las estrellas’. Mondragón también recupera sus ojos en el Tonatiuhichan: ‘Julio César, el guerrero tan valiente, / ¡con ojos firmes mirará al oriente’.                                         
        En una maravillosa coincidencia con el mito guaraní, después de cuatro años en el Tonatiuhichan, las almas felices de los guerreros podían pasear por su tierra convertidos en colibrí. En su solidaridad con los mexicanos, el poeta franco paraguayo reencuentra el amor.  El colibrí se ha convertido en el símbolo de su otra mitad.                                                                                                                                                                             

 Juan Manuel Marcos

Poeta y novelista paraguayo,

Rector, Universidad del Norte, 

Asunción, Paraguay

 

   

     Claudia Molinari es Doctora por la Universidad de la Sorbona, Paris (Francia). Es Profesora de tiempo completo de Antropología en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Chiapas, México, con temas de especialización: religión, rebeliones de los pueblos étnicos, historia de México del Siglo XIX. Fue Profesora Invitada en la Cátedra de las Américas en la Universidad de Rennes (Francia) en 2012.

 

   Juan Manuel Marcos es Doctor en Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid (España) y Doctor en Literatura de la Universidad de Pittsburgh en los Estados Unidos. Es crítico literario, poeta y novelista. Ha publicado tres libros de poemas (Premio René Dávalos en 1970 con el primero) y una novela, El invierno de Gunter, Libro del Año en Paraguay en 1987, traducida a más de cuarenta idiomas y recién adaptada y recreada para el teatro por Alain Saint-Saëns, bajo el título de Soledad. Vida y muerte de una poeta. Es Rector de la Universidad del Norte en Asunción (Paraguay).


LIBROS RECIENTES DE ALAIN SAINT-SAËNS
 

   
     

       

Cantos Paraguayos.  Poemas de libertad.
       

TRADUCCIONES Y EDICIONES CRÍTICAS RECIENTES
 

   

 

Alain Saint-Saëns'book of poems written in Portuguese will be published in 2017 under the title, A Bahia de todas as gaivotas.

His book of poems written in French, Un coin de France, was published in 2016.

His book of poems written in Spanish, Peregrino de las almas, about Pope John Paul II, will be published in 2017.

His previous play in Spanish, Romeo and Julieta en el Marzo Paraguayo, was published in 2016 in Asunción, Paraguay.

His new play in English, The Jump, an epiphany of Twin Towers' September 11, 2001 collapse,

will be published in New York, USA, in 2017.

His astonishing novel, Hijos de la Patria, was published in Spanish in 2015. It will be published in Portuguese and French in 2017.

As a translator, Alain Saint-Saëns recently translated Paraguayan poet Renée Ferrer's book of poetry, Ignominia,

from Spanish to French, under the title, Ignominie, to be published in France in 2017 by Editions L'Harmattan.

Alain Saint-Saëns has written a second novel, Dos viudas y un huracán,

a story of desperation, love, suffering, and redemption,

based in New Orleans, a city where the author lived for for twenty years and that he passionately loves.

This novel was published in 2016. It will be published in French in 2017 in Paris (France).

He directed in 2016, in collaboration with African author Ludovic Obiang,

the edition of a volume of short stories in French by African, Indian, European, and Latin-American authors entitled,

Le dîner des ogres. Histoires sanguinaires, in which was included his famous short story, 'Le chasseur'.

Alain Saint-Saëns is finishing up a Nouvelle anthologie de la poésie française et francophone du Moyen Age à nos jours

in French, to be published in France in 2017.

 

                                                                                                                                         

                                                                                                              NEW TITLES BY SERIES    FICTION PROPOSAL    

 WELCOME TO OUR CHILDREN'S BOOKS DEPARTMENT

 WELCOME TO OUR FICTION DEPARTMENT

 BUY ON LINE CATALOG